Páginas vistas en total

viernes, 18 de octubre de 2013

Nuevo cambio en mi estufa






 ¿Donde mejor que en casa de un@ mism@ para hacer experimentos, pruebas e inventos?.
Éste es el nuevo aspecto de mi estufa, como se puede ver, le he añadido un banco que cubrimos de cob en una divertida jornada familiar.









Estufa de doble pared paso a paso




Lana de roca, para impedir en la medida de lo posible que se transmita el calor a la pared, que es exterior, y así se nos quede dentro de la casa.







Aquí introduzco un cambio con respecto a las anteriores, como techo de la cámara de combustión y suelo del horno, coloqué una chapa de acero de 1 cm de espesor, que protegí de las futuras dilataciones con lana de roca por arriba y por abajo.




















El hueco que se observa a partir de aquí, es el registro de limpieza. Hasta ahora, los registros de limpieza siempre se los había puesto arriba, iban sellados con silicona anticalórica. Para limpiar se despegaba la silicona, se retiraba la chapa, se sacaban los ladrillos que separaban los conductos y se tenía acceso a todo el interior, de ésta forma se simplifica mucho, le puse una puerta que sella con junta de fibra de vidrio como las de la cámara de combustión y el horno, y simplemente abriendo y cerrando la puerta, se tiene acceso a todo el interior de forma más cómoda.













Tubo de doble pared aislado de 150 mm.








Aquí se ve cláramente el registro de limpieza.



Ésta parte que se ve enyesada a la derecha de la foto, es la caja de aire caliente (independiente del humo), de la que salen dos conductos de aire entubados atravesando la pared, hacia un baño y un dormitorio


Las puertas y registro, obra de herrero tradicional en Talaveruela de la Vera.










Éste agujerito que se ve en la parte inferior derecha, es por donde toma el aire la caja de aire caliente para los conductos a otras estancias.